Esas canciones que odiamos hasta que las escuchamos

5
74
vistas

Cuantas veces habrá pasado que hay canciones que, en el momento en que sabemos de ellas, las odiamos, ya sea por que pertenecen a un género musical el cual no soportas o por que el que el compositor o cantante te cae mal, eres un hipster y odias lo mainstream, etc. Bueno ya sea por una razón u otra terminas odiando una canción demasiado.

Luego sucede que casualmente esa canción que odias se vuelve muy popular, pareciera que el universo conspira contra ti y no te permite dejar de escuchar esa música infernal que tanto te remueve lo peor de tu ser. Es una curiosidad que entre más escuchas esa canción comienzas a agarrarle el ritmo y entender por que se ha vuelto popular, incluso hasta comienzas a mover los brazos, pies o cabeza al ritmo.

Ha sucedido: escuchaste tanto la canción que te terminó gustando, incluso se convierte en tu placer culpable. Eso me ha sucedido varias veces incluso en las canciones de la pump. Así te das cuenta que la música es algo poderoso y que si escuchas una canción demasiado al final terminará gustándote, al igual que puedes tener una canción favorita y terminar odiándola.

Aquí anexo una lista de canciones que he odiado hasta que terminaron gustándome:

 

Monkey Magic – E-paksa: ¿Por qué el mono es mágico? ¿Por qué la portada no tiene nada que ver con el BGA? Después de jugarla en varias ocasiones fui viendo que tenía un ritmo excelente, además me enamoré del double donde se tenía que brincar de un lado a otro. ¡Andamiro regresala!

 

Loner – Ttma: Esta canción la odiaba por que era el vehículo perfecto para todos los que les gustaba farolear en los primeros tiempos de la pump. En su momento fué una canción con dificultad medio/avanzado, por lo que si la pasabas quería decir que jugabas bien. Incluso tenía posibilidad de dar un par de vueltas y así también farolear al público no conocedor de la pump y a los transeúntes XD. La canción es muy buena, solo odiaba la manera en que la explotaban.

 

Don’t bother me/Caution – Tashanie: Esta canción fue, junto a Beethoven Virus una de las canciones características y obligadas en la pump. No te podías decir freestyler si tan siquiera no te sabías un par de vueltas en la canción en modo double. Si podías darle a los steps con las manos e incluso hacer algún movimiento extremo en el tapete, eras dios. Es una de las canciones que comencé a jugar hasta que todos la dejaron en paz. Si, ahora me pueden decir pumper hipster XD.

 

Blaze Emotion – Yahpp: Como canción pumper yo consideraba que no cumplía los requisitos: cantante y letra tipo anime, BGA horrible y sin chiste, pasos más dificiles de lo que decía el nivel >.<. Era una pesadilla. Después gracias a que esa canción les gustó a muchos cuando salió pues la tuve que jugar tanto que acabó gustándome, sobre todo la versión en piano.

 

Love is a Danger Zone Cranky Mix: Primero la escuché en un evento de prueba de la PIU Infinity, me gustó. Después la escuché de mejor calidad y comenzó a desagradarme. La verdad es que yo a esta canción le he dado una oportunidad con la mente muy abierta y le he encontrado el gusto, a pesar de que a veces suena muy saturada y en ciertas partes demasiado techno de lo que nos tiene acostumbrados LIADZ, pues ahí esta: ya me gusta. Aunque también por medio de Fire Game conocí a Koizumi Zehetbauer y este remix que a mi gusto va más con el espíritu de la primer LIADZ.

 

Canciones que no tienen nada que ver con la pump:

 

It’s my life – Dr Alban: A principios del boom de la música dance en México yo estaba totalmente harta de escuchar esta canción, incluso la alucinaba, mi odio también puede aplicar para las siguientes canciones: Can’t touch this – Mc Hammer, Ice Ice Baby – Vanilla Ice, Scatman – Scatman, Another Night – Real McCoy. Incluso podría decirse que en un principio odiaba la música dance y el rap. Un par de años después tenía una vasta colección de música dance y en algun festival escolar llegué a bailar una coreografía de  Ice Ice Baby. XD

 

Spice Girls – Wannabe: El girl power que proponían las Spice Girls no me gustaba, sobre todo por que esa canción no me inspiraba a explotar mi poder femenino si se trataba sobre el amor y la amistá, meses después de escucharla como posesa gracias a una amiga resultó que siempre si me gustaba, incluso hasta llegué a comprar el sencillo.

 

Levantando las manos – El círculo: Odiaba con toda mi alma esta canción, en serio, no podía escuchar ninguna de El círculo, por que todas son iguales; mueve para acá, para allá. Todo iba bien hasta que me toco bailarla en una fiesta. Se convirtió en mi canción preferida durante un tiempo XD. A veces pienso que este tipo de canciones se vuelven populares y famosas por el hecho de los buenos recuerdos que te trae, más que por  la canción en sí.

 

La gasolina – Daddy Yankee: El reggaeton comenzaba su apogeo y daba el ultimo golpe para convertirse en música popular. Daddy Yankee lo logró con esta canción. Sigo odiando el reggaeton, pero esta canción demuestra que ese genero fué mucho mejor en sus inicios. Está bien producida, muchos detalles y sonidos. Le letra sigue siendo nefasta, pero es uno de los sellos de este tipo de canciones. Uno de mis placeres culpables hasta ahora.

5 COMENTARIOS

  1. muy bueno el blog y yo quisiera apuntalar que en la nx llegue a odiar la cancion de SO ya que la ponian en el local donde yo juego 4 veces en el mismo credito y en 6 creditos consecutivos con el fin de dar miles de vueltas y hasta el momento la sigo odiando por que por culpa de las chicas que la ponian me tenia que esperar mas de 1 hora para jugar y en el lapso escucharla mil veces lo peor del caso es que la tenian en su celular como tono WTF!!!!!!!

DEJE UNA RESPUESTA

¡Por favor escriba su comentario!
Por favor escriba su nombre aquí

cinco − uno =